Si soy un niño que hago?

Cada vez que me levanto y siento que pongo los pies en el piso.,
al bajarme de la cama experimento una gran alegría, pero cuando camino a bañarme esa sensación que me persigue casi todos los días vuelve a encontrarme, pienso tantas cosas, por ejemplo: ¿que pasaría si el agua de todo el mundo se acaba y luego nos da sed a mi familia y a mi?

¿Que pasaría si me estoy bañando y hay un terremoto? podría morir aplastado en el baño, o simplemente al pensar en la idea de perder a mi familia por una situación así o igual, lastimarla con mis actos ya me da miedo… y me hace que mis manitas transpiren y mi corazón comience a latir rapidísimo. Esto me sucede la mayoría de las veces por la noche, quiero salir de mi habitación y correr a los brazos de mis papás, pero se que si lo hago no resolveré nada; estoy segurito de eso, a veces cuando ya esta todo en calma en mi casa y el perro y el gato están dormidos del mismo modo, me levanto de mi cama, con los calcetines puestos, camino en la oscuridad para no hacer ruido, me fijo bien en todos los sonidos que hace la casa, algunos los identifico y otros no; como por ejemplo el refrigerador se enciende y apaga, yo se que hará un chillido suave y luego iniciara el funcionamiento, asimismo hay un árbol cerca de la ventana de la cocina; que cuando hay viento se mueve y acicala el cristal, pongo atención y me digo, ese ruido lo conozco.

Claro que hay muchos ruiditos más, pero algunos son muy imperceptibles, a veces en el trayecto a la habitación de mis Papás, me detengo un momento en el corredor y escucho como la casa cruje, como si hubiera mordido una galleta je je je! luego que me pasa la risita me da un poco de miedo, pero rápidamente me concentro otra vez por que mi corazón comienza a latir tan fuerte que me parece que saldrá corriendo y llegará primero que yo a acurrucarse con mi Mamá. Lo que hago después de todo lo que experimento, es volver a mi habitación y tratar de dormir; otras veces sí me atrevo a llegar a la puerta y aunque sea muy tarde los escucho hablar, pero no están hablando felices, más bien se quedan serenos y casi preocupados, ellos no se dan cuenta de que yo estoy afuera, pero de todas formas hablan de mi y de mis hermanos y eso es lo que me preocupa, porque cuando es de mañana ellos están muy contentos… pero yo siento que algo pasará; reflexiono en todo y pienso que debería haber más orden en el mundo o en las escuelas; otras veces, siento que hay mucho ruido en el ambiente y quisiera encontrar un lugar tranquilo donde ya no me sienta así.

Nadie había escuchado esto que estoy contándote ahora, porque como soy niño, quiero decir del sexo masculino, llega la noche y a la mañana siguiente todo vuelve a comenzar, me pregunto que hago si se que soy un niño pero también soy un hombre, que pronto tendrá responsabilidades y me da vergüenza decir que me da miedo o que a lo mejor no voy a querer hacer lo mismo que todos en mi familia; ah! se me olvidaba mencionarte que todos en mi familia se han dedicado a la venta de verduras y legumbres a todos los mercados de mi región y que sus productos son de las mejores cosechas. Mi abuelo se podía jactar de que las calabazas y zanahorias eran las más deliciosas de toda el área, aunque a mi la verdura no me gusta mucho, confío en lo que mi abuelito dice; él siempre está hablando de lo que mi familia ha hecho para vivir por más de 70 años en el negocio de los abastecimientos.

Me gusta y me llama la atención, pero cuando pienso en lo que yo quiero hacer en la vida, hasta me mareo, en verdad... sé que me escuchas Dios y que estás en algún lugar, no sé por qué pero creo que tú me puedes ayudar, mi pregunta es:
¿Qué tan mal estaría que no pensara en el futuro?

Gracias por escribirme y contarme cosas que sé que no le has dicho a nadie, gracias por confiar en mí; sabes que lo puedes hacer, puesto que desde antes que estuvieses en el vientre de tu mamita y fueras formado como un bebé, Yo ya te conocía. Desde antes de nacer ya sabia de qué color tendrías el cabello y cómo sería tu carácter, te conozco muy bien, de hecho... mejor que nadie.

Todo lo que te pasa, yo lo sé; me doy cuenta cuando te sientes muy feliz y contento, pero también cuando te sientes solo y no hallas tu lugar; sé que a veces quieres saber qué pasaría si ya no vivieras más y deseas saber el futuro, que precisamente es la pregunta que hoy me haces.

Mira Pedro, antes de que se formase la tierra no había nada más que oscuridad, nuestro Padre Dios, habló y creó los cielos y la Tierra, Él tiene todo el poder del universo y de todo lo que ha sido creado, hasta de las cosas más pequeñas que existen en el mundo entero. Él te conoce bien y siempre está contigo, sabe que te preocupan algunas cosas y que no puedes hablar fácilmente de ellas. Pero mi Padre, que también es el tuyo, tiene tanto amor como poder para ayudarte y el mejor plan del mundo; ya sabes, como en cualquier cosa que uno haga debe dejar que el experto tome el control.

Con respecto al futuro y las cosas que vendrán y que te preocupan, tengo todo y absoluto control, sólo hay un pequeño paso que debes dar para que Él haga todo lo demás por ti, pide de todo tu corazón que venga a ti y a tu vida y Él se encargará de las más gigantescas inquietudes y de los planes que tienes para tu vida. En esta petición, yo Jesús, entraré a tomar todas tus preocupaciones e inquietudes que tienes; pero también podremos compartir los momentos de felicidad y alegría.

Me dió gusto que me llamaras, me dejaras ser tu amigo y poder responder tu pregunta. No temas, de aquí en adelante no estarás solo jamás.


Compartir en facebook |

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Reflexion Time



(c) 2009 TuSangrexMi.blogspot.com