Pastor Severino Caradura

Conozco a un pastor llamado Severino Caradura, no, no es broma de hecho está junto a mí en este momento.
Este amigo mío y yo hablamos de la interesante situación que está viviendo en su vida espiritual y en la iglesia.
Severino__ hola! Comenzaré contando lo paradójico de mi problema y lo común que es;
Asisto a una iglesia medianamente grande, muy completa y hermosa en cuanto a la edificación y los servicios, es un lugar lleno de dones y con gente muy acomedida.
Harry__ Entonces por qué sucedió que ya no está ahí?, con tanta perfección cómo es posible que se alejara de ese lugar afortunado?
S__ pues así es , fíjate que una mañana de sábado en el primer servicio, llegué muy puntual a abrir las puertas del estacionamiento y asegurarme que ya estaba todo listo para el servicio, cuando de pronto escuché un susurro en mi oído, hasta sentí cómo el aire del aliento rozaba mi oreja, volteé rápidamente y no había nadie, la verdad no entendí nada de lo que sentí, ni escuché, oré a Dios y seguí adelante.

Pasaron como 15 días y llegando el los cuales oraba y cantaba mis alabanzas que hay dos que tres que me gustan mucho, adoraba tranquilamente un rato antes de irme a trabajar y mi mujer también, así una vida de lo mas común, lo único que la hace diferente es que tenemos al Señor
Bueno, sigo adelante, pasados esos quince días llegué al servicio del domingo y mi esposa, bajó del auto primero que yo para adelantarse a llevarle unas cosas a los músicos mientras yo me estacionaba, cuando nuevamente escuché un susurro pero acompañado de un sonido, no me lo vas a creer, pensé que había un animal suelto afuera, pensé: que bueno que no bajé la ventanilla, desesperado lo busqué alrededor del auto por medio de los espejos , y nada, de pronto me sobrevino otra vez el susurro y un rugido de una fiera se dejó escuchar , bien fuerte,
H__ dígame , por favor qué era, no me tenga así!!!
S__ pues era nada menos que un León, así como lo oyes un León en el techo de mi automóvil, y sabes por qué lo supe, porque se empezó a hundir el techo y a mover tanto que se me estaba revolviendo el estomago, y no es gracioso.
Me atreví a salir esperando que alguien más se diera cuenta de lo que estaba pasando
Volteé a todos lados y nada, no había ningún hermano que en este día se le hiciera tarde, escuchaba al grupo de jóvenes cantando a todo lo que da, los panderos y los gritos de júbilo, salían hasta afuera, yo gritaba, bueno más bien quería gritar por ayuda pero nadie, nadie por ningún lado.
Me armé de valor y empecé a reprender a ese animal, esperando que fuera ¨algo¨ Espiritual y nada, estaba ahí, tranquilo recostado plácidamente en lo que ahora parecía casi la mitad de mi auto, me veía con unos ojos fijos, retándome con la mirada, yo estaba orando en lenguas y reprendiendo esa fiera cuando, abrió su hocico enorme y bostezó

No podía creer tal descaro, me tenía en la mira y no intentaba atacarme pero como que no me atrevía a moverme, ya me dolía el cuello, de pronto escuché otra vez ese susurro, pero ahora no estaba en mi oído, venía del animal, me acerqué cuidadosamente,
Seguí orando pidiendo protección a Jesucristo, pero por alguna loca razón, experimenté confianza, ya cuando estaba como a dos metros, la piel se me erizó porque me llegaba el poderoso aliento (calma, olía bien) y esos ojos comenzaron a llamarme por mi nombre
Luego me dije , he sido un tonto y un ciego ah! y de paso sordo, Todo este tiempo has sido tú Señor?
El imponente León saltó sobre sus pies y rugió, como ningún León de esta tierra lo hará.
Mis tímpanos vibran todavía desde ese día, sólo de recordar con emoción todo lo que pasó en ese momento y cómo terminó.
Después del rugido me desmayé, caí en la banqueta y el León comenzó a hablarme muy de cerca, se echó a mi lado acomodándose junto a mi.

Hablamos mucho rato, de cosas mías, de lo que estoy haciendo en la iglesia y de cómo estoy ayudando a los pastores ya que yo sólo soy uno más ahí, y nunca he tenido la oportunidad de obtener un superpuesto, jajaja , por algo será... Luego habló de él , de los muchos planes que tiene para nosotros sus hijos, de la iglesia también, de los pastores y de algunas personas que necesitan oración urgente.
Pero bueno, él me dijo que hace mucho tiempo que no nos acompaña a un servicio, que al principio estaba en el altar y todos danzábamos alrededor de él, pero que el día que compraron equipo musical nuevo, acomodaron todos los instrumentos y como estaba muy grande el área donde estaba el altar, la bajaron ¨a un ladito¨
Luego, el coro creció junto con la iglesia y ya no cabíamos de tanta unción (show) que tuvieron que sacar el altar afuera, y desde entonces ya no entra porque a él le gusta la música y el baile jubiloso, tanto que, ruge poderosamente y siempre le dicen que se calle, así que ha optado por quedarse afuera.

Siguió hablando por largo rato y yo sentía que quería quedarme así para siempre, pero me besó y se levantó, entonces viendo a la iglesia y luego al horizonte , dijo así, el pueblo que amé hasta la muerte y que amo con todo mi corazón, me ha dejado,
por ir tras el oro y la plata…ve y háblales de mi, y diles que el final está pronto como ya lo dije en mi Palabra. Diles que se vuelvan por la senda donde algún día caminábamos juntos y que no olviden Mis Mandamientos que les servirán siempre.
H__ qué hermosa experiencia, pero por qué te fuiste del servicio?
S__ no me fui, tomé valor de mi debilidad, y comencé a buscar de nuevo al Señor
Estoy caminado de la mano de El, ya no quiero estar en el reflector o cerca de él.
Quiero estar plenamente satisfecho de lo que haga de aquí en adelante, quiero agradarle aunque no sea lo más sobresaliente y tal vez me equivoque y falle mil veces, quizá también sea juzgado por los demás, y no me permitan estar en un ministerio activo con reconocimiento de muchas iglesias o de ¨moveres¨, pero no quiero volver a estar lejos del que todo lo dió por mi.

Severino Caradura.
DtB


Compartir en facebook |

1 comentario:

Percival dijo...

Al leer el texto recordé algo que andaba dando vueltas por mi cabeza, referente a lo triste que es que la Iglesia del Señor se aleje de su verdadera menta. Se empizan a fijar en cosas que realmente no son importantes, simple y sencillamente por apariencias, otros solo critican las malas acciones de los lideres pero no hacen nada para cambiarlo, siguen alli solo criticando; empiezan a dudar de la Palabra, que si esto, que si el otro, que si aquello, que si fulanito no lo interpreto bien; y van dejando a un lado las cosas que hace el Señor en sus vidas; nos vamos quedando sordos y ciegos sin darnos cuenta. Pensando que tenemos la mejor visión. Y te empiezasa perder las maraviilas y milagros que Dios hace en ti y enlas personas que te rodean. Lo digo por lo que últimamente he vivido, he visto como Dios ha transformado el corazón de una amiga, y eso es Hermoso; y luegopienso en todas esas discusiones vacías sobre lo que paso y dejo de pasar, que terminan en el mismo vacío donde empezaron, cada quien teneinedo "su razón", y la vida se les pasa así, vacía. Teniendo un Dios sin dejarlo hablar, haciendo cosas para "El" cuando ya ni siquera lo invitan a estar con ellos; haciendolo siempre a un lado. :(

Publicar un comentario

Reflexion Time



(c) 2009 TuSangrexMi.blogspot.com